El Programa de Inmersión Dual Español - Portugués comenzó en 2003 en 3 Escuelas de Tiempo Completo de Artigas y Rivera, departamentos fronterizos con Brasil. En la actualidad el Programa abarca 7 escuelas en 3 departamentos.

El Programa de Inmersión Dual constituye una innovación educativa significativa en el contexto de Enseñanza Primaria en escuelas de frontera, que se caracteriza por reunir alumnos con diferentes lenguas maternas (español y portugués) en un mismo salón de clase. En la modalidad de Inmersión Dual cada clase es atendida por dos maestros que trabajan el mismo currículo oficial. La jornada escolar se divide equitativamente entre ambas lenguas y cada docente es referente de una de las lenguas.

Las escuelas participantes, situadas en departamentos fronterizos con Brasil, están insertas en comunidades bilingües, en tanto están presentes en ellas el español y el portugués uruguayo, y diglósicas, dado que ambos lenguas son usadas con funciones y estatus diferentes en ámbitos sociales. En este contexto sociolingüístico, el español es utilizado en situaciones formales y el portugués (en su variedad dialectal uruguaya) en situaciones informales.

La diglosia en la frontera se observa principalmente en el uso de la lengua española en el dominio público y para comunicarse con extraños, contrastante con la utilización de la variedad uruguaya de portugués, que es ágrafa y que comparte muchas características con las variedades rurales, en ámbitos personales y coloquiales. La distribución social de estas lenguas es clara y la sociedad en su conjunto es consciente de ello. Sin embargo, las actitudes lingüísticas hacia la variedad dialectal son generalmente negativas, ya que se considera al portugués uruguayo como promotor de estructuras "incorrectas", lo que desprestigia a esta variedad en la sociedad. Esta situación se refleja en la escuela, donde tradicionalmente se promovía la utilización exclusiva del español, ignorando que la variedad portuguesa, estigmatizada socialmente, es lengua materna de un importante porcentaje de alumnos.

En este contexto sociolingüístico, la incorporación del portugués en el aula fronteriza promueve el respeto por la lengua materna con la que los alumnos ingresan a la escuela. La lengua materna está estrechamente vinculada con la afectividad de un individuo y el respeto por la misma incide de forma muy positiva en la elaboración de su identidad y autoestima.

El objetivo de este Programa, por tanto, es formar niños bilingües y bidialectales, que puedan comunicarse en dos lenguas (español y portugués) y, a su vez, en dos variedades de portugués. Además de la variedad uruguaya, se busca que los niños tengan la posibilidad de utilizar una variedad estándar de portugués.