Es un proyecto alfabetizador de impacto que se desarrolla entre agosto y noviembre atendiendo en forma personalizada a alumnos que no han adquirido la lectura y/ o la escritura.

Es un proyecto bien recibido por los docentes y familias que componen la comunidad APRENDER.