Uno de los temas más salientes de la semana, que tuvo amplia difusión en todos los medios de comunicación, fue la presentación de la segunda edición del Mapa de ruta para las situaciones de maltrato y abuso sexual en niños, niñas y adolescentes detectadas en el ámbito escolar, donde hubo un reconocimiento por parte de todos los que estuvieron presentes –tanto autoridades como público en general– de que, lamentablemente, las situaciones de violencia atraviesan todos los sectores sociales y están incorporadas en la cultura, por consiguiente, las familias de nuestra sociedad reproducen estas pautas culturales.

Sin embargo, también las familias de nuestra sociedad son las principales impulsoras para generar un cambio acerca de esto. En este sentido, y debido a otros temas de violencia que también ocuparon varios titulares en la semana, el Consejo de Educación Inicial y Primaria apela a que todos, como sociedad, cuidemos los espacios que son de aprendizaje, sociabilización y entretenimiento para los niños.

En estos espacios se promueve la convivencia saludable, se genera respeto por la diversidad y se fortalecen los vínculos entre la familia y la comunidad. Proteger estos espacios de aprendizaje es proteger a los niños.

Es decir, cuidemos a la escuela, cuidemos a los niños en la escuela, separémosla de las diferencias que podamos tener los adultos. Que la escuela sea punto de encuentro para celebrar la vida. Como se dijo en la presentación del Mapa de ruta para las situaciones de maltrato y abuso sexual en niños, niñas y adolescentes detectadas en el ámbito escolar, en este y en otros temas sigamos teniendo esa actitud vigilante por la dignidad de nuestros niños y por un futuro mejor para todos.