Más de 700 alumnos de las escuelas México y Benito Juárez se verán beneficiados gracias al apoyo que, una vez más, la Embajada de México en Uruguay brinda a la educación pública.

Los pequeños gestos pocas veces ocupan grandes titulares, pero lo cierto es que gracias a ellos se logra construir algo todavía más importante: la alegría y comodidad para los niños.

En este sentido, el gesto realizado por el ministro Armando Vivanco Castellanos, jefe de Cancillería de la Embajada de México en Uruguay, es un pilar fundamental para que los más de 380 alumnos de la Escuela N° 40 “México” y los más de 300 estudiantes que asisten a la Escuela N° 189 “Benito Juárez” puedan desarrollar sus aprendizajes de la mejor forma posible.

En concreto, Vivanco Castellanos, acompañado por el secretario José Domínguez Cancino, al frente de los Asuntos de Cooperación de la Embajada de México en Uruguay, entregaron a Silvia Trabal e Ivonne Gonzáles, directoras de las escuelas México y Benito Juárez, respectivamente, un cheque con valor U$S 1.000 para cada centro educativo, cuyo fin está destinado a mejoras edilicias para la comodidad tanto de alumnos como maestros.

Si bien el jefe de Cancillería señaló que este apoyo financiero es más un hecho simbólico que otra cosa, el director general del Consejo de Educación Inicial y Primaria, Héctor Florit, remarcó la importancia de esta cooperación, ya que se trata de un gesto permanente y de larga data que la Embajada de México mantiene con la educación pública uruguaya.