Alumnos de la Escuela de Tiempo Completo N° 183 de Carrasco Norte disfrutaron del Programa Educativo de Verano 2013 en La Floresta.

Una de las innovaciones que ha tenido el Programa Educativo de Verano 2013 es la inclusión en sus actividades de los campamentos de casi tres días para los niños que participan de la propuesta.

Según la consejera Irupé Buzzetti, “ofrecer los campamentos significa no sólo darle a los niños un espacio lúdico y recreativo al aire libre, sino también más tiempo pedagógico”.

Para Buzzetti, si se toma en cuenta la carga horaria del Programa Educativo de Verano, los niños estarían teniendo aproximadamente 20 días más de clase. “A esto, si le sumamos las 60 horas de los campamentos, para niños de una escuela común son 15 días más. Es decir, el niño que hace el Programa Educativo de Verano suma 220 de aprendizaje, y eso lo vemos como algo sumamente positivo”.

En el caso de los 50 alumnos de la Escuela de Tiempo Completo N° 183 de Carrasco Norte que visitaron el Campamento Juventus en La Floresta, en el marco del Programa Educativo de Verano 2013, está claro que disfrutaron de la playa y de todas las actividades acuáticas que este entorno ofrece, pero también tuvieron tiempo para elevar su acervo cultural y lingüístico a través de tareas de aceleración, con trabajos vinculados a Matemáticas y Lengua, entre otros.

Sin duda, los campamentos resultan espacios más que propicios para los niños de 1° a 6° años, quienes allí aprenden de la convivencia y socialización, así como también aprenden a mejorar y construir sus vínculos de interactuación entre pares y con los maestros.