Remodelación, ampliación y construcción de nuevos espacios de Tiempo Completo: ahora es el turno de la Escuela N° 187 de Barros Blancos.

Dentro de la línea de acción que viene llevando adelante el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) con respecto a las Escuelas de Tiempo Completo, que los días 7 y 28 de setiembre sumaron a su lista de ampliaciones de centros educativos la Escuela N° 40 Agustín Ferreiro del departamento de Artigas y la Escuela 317 Islas Baleares de Malvín Norte, así como también la inauguración de un nuevo edificio en la costa de Canelones, más específicamente la Escuela N° 295 de Pinamar, que abrió sus puertas el pasado 5 de octubre, ahora es el turno de un nuevo corte de cinta en Barros Blancos: se trata de la remodelación, ampliación y construcción de nuevos espacios para la Escuela N° 187, que desde ahora contará con 16 aulas para 480 plazas.

Durante el emotivo acto de inauguración, en el que participaron cientos de niños con actividades físicas, cantos y expresiones corporales, destacándose particularmente cuando representaron el tema Todo cambia, la directora de la escuela, María del Carmen Díaz, señaló que su alegría era más que justificada, porque no sólo significaba un cambio rotundo en la estructura del edificio sino también un cambio técnico-pedagógico de cómo enseñar en las aulas.

La directora remarcó el compromiso de su cuerpo docente y señaló que lo que allí se estaba compartiendo era un mensaje formidable para el barrio, “porque la educación no termina en las aulas, la educación pública se construye en colectivo, porque es así la forma en la que mejor se transmiten los valores y los saberes”.

Por su parte, Virginia Tort, coordinadora de Escuelas de Tiempo Completo, dirigiéndose a todos los alumnos presentes y también al cuerpo docente, dijo: “Merecen tener el edificio que tienen”.

Tort destacó la paciencia que grandes y chicos tuvieron en este proyecto y agradeció el trabajo de todo el equipo que está detrás de cada una de estas inauguraciones, como por ejemplo el CEIP, “que le pone cuidado a estas escuelas en cada detalle”; el equipo de inspectores departamentales, “que piensan y aportan muchas ideas”; a todo el grupo de PAEPU (Proyecto de Apoyo a la Escuela Pública Uruguaya) y finalmente “a todo el equipo de arquitectos que ponen sus mejores ideas”.

Luego de las palabras de la coordinadora de Escuelas de Tiempo Completo vino el mensaje de Alicia Cosentino, inspectora departamental de Canelones Centro, quien se refirió a la inauguración de la Escuela N° 187 como una celebración en la que todos tenemos que entender que donde hay “más tiempo para enseñar hay más tiempo para aprender”, y que en esto, además de los niños, la protagonista es la Educación, “porque es la principal herramienta para todos”.

“Pero para eso todos debemos asumir el compromiso con la asistencia, con venir a la escuela todos los días. La Educación tiene sentido y tiene sus frutos si el niño asiste todos los días a clase”, puntualizó Cosentino.

Finalmente, luego de que todos los niños interpretaran a coro la canción Mi escuela y que se soltarán palomas como símbolo de libertad y crecimiento, la consejera de Educación Inicial y Primaria, Irupé Buzzetti remarcó que este corte de cinta en la escuela “es un mojón para toda la comunidad de Barros Blancos”, porque lo niños están en excelentes manos que garantizan lo que es la educación pública: “una educación de alta calidad”.

“No hay escuela si no hay alegría”, finalizó diciendo Buzzetti en un acto que por demás estuvo marcado por la alegría, el trabajo y el compromiso.

De ayer a hoy

Inicialmente, en 1977, este establecimiento contaba con cuatro edificios, uno de ellos destinado a la dirección, sala de maestros y aulas de educación inicial; otro ocupado mayoritariamente por el comedor y la cocina; y finalmente, en dos de los otros edificios del predio se encontraban las aulas comunes.

Por este motivo, el proyecto primero eliminó el primer bloque –cercano al acceso–y diseñó uno nuevo que, a un lado contiene el nuevo comedor, la cocina y sus servicios, y en el lado opuesto se ubican la dirección y la sala de maestros, conformando entre ambos un gran hall de recepción e ingreso a la escuela.

Los bloques existentes de aulas comunes fueron totalmente reacondicionados para su uso, creándose así uno nuevo que contempla en su interior a los alumnos de educación inicial y las aulas comunes restantes. Por último, todos los bloques se articulan a través de amplias galerías con diversas alturas y terminaciones que, en particular, determinan diversos espacios-patio de menor escala y definen al gran patio central.