Así se denomina la nueva iniciativa llevada adelante por el Plan Ceibal en materia de accesibilidad a la cultura y el aprendizaje.

El acuerdo entre el Plan Ceibal y varias editoriales que trabajan en el país no sólo permite que todos los libros de texto de escuelas, liceos y centros de UTU, más una extensa colección de títulos de literatura infantil y juvenil, estén disponibles de forma gratuita en las ceibalitas para ser leídos, sino que también pone en la mesa un tema mucho más hondo, que es el de garantizar la accesibilidad del material cultural y el de estudio a todos los alumnos.

Dicho de otro modo, equidad, dado que todo aquel que necesite un material de estudio que generalmente es accesible mediante la compra, ahora va a tenerlo disponible en la biblioteca del Plan Ceibal, va a poder bajarlo y estudiarlo, así sea un texto o un libro de lectura. Un mundo de libros en mi compu, como se denomina esta iniciativa, permitirá que más de 500.000 alumnos de escuelas, liceos y centros de UTU de todo el país puedan acceder desde sus ceibalitas a todos los libros que actualmente necesitan para su formación.

Según palabras de Miguel Brechner, presidente del Plan Ceibal, el objetivo que persigue el programa con este nuevo paso es el de ir hacia “un mundo en que es importante que toda la sociedad disponga, particularmente los niños con más necesidad, de todo lo que hay alrededor de la cultura, el aprendizaje de la lectura, los textos”.

En entrevista con radio El Espectador, Brechner dijo que esto “es un trabajo no menor, porque hay que respetar los derechos de autor, hay que evitar que los libros se copien, hay que evitar que se usen fuera de Uruguay, hay toda una serie de trabajos técnicos. Pero por otro lado es un mundo al que vamos y de alguna manera es un sacudón que Ceibal está dando a los libros en formatos distintos, porque en los próximos años eso va a cambiar y nosotros nos estamos preparando para ese cambio”.

Los textos que se incorporan a la Biblioteca Plan Ceibal a través de este sistema son, por un lado, muchos de los libros de textos requeridos en educación primaria y media, como Matemáticas, Idioma, Historia, Inglés y Filosofía, entre otros, pero además obras literarias consideradas fundamentales para todos los uruguayos, en especial para los niños y adolescentes, como por ejemplo títulos de Paco Espínola o Roy Berocay, cuyos derechos fueron comprados por el Plan Ceibal de ahora a marzo de 2015.

“En paralelo a esto –subrayó Brechner en la entrevista– estamos construyendo una plataforma que va a permitir subir los libros a un portal de Ceibal para que el que quiera comprar libros para otros dispositivos que no sean del Plan Ceibal, para que algunos libros que hoy no están en la lista puedan ser adquiridos por los estudiantes del Plan Ceibal u otros, para que los docentes que tengan materiales puedan subirlos”.

Alcance y acceso

“Hoy tenemos computadoras del Plan Ceibal en primaria, secundaria, UTU, en lo que llamemos el ciclo básico. Después tenemos en el ciclo técnico de UTU, tenemos una cantidad de colegios privados que se han sumado al Plan Ceibal y tenemos en una cantidad de instituciones relacionadas, en lugares del INJU, en una cantidad de otros lugares donde hay estudiantes que están estudiando diferentes cosas con computadoras del Plan Ceibal. Todos ellos van a acceder a estos contenidos”, señaló Brechner a El Espectador, agregando que el modo en que un alumno podrá acceder a estos contenidos a través de su ceibalita será bajándolos de la plataforma CREA, la plataforma de gestión de contenidos que está instalada ahora en las XO.

De este modo no puede bajarse el texto a un pendrive ni pasarlo a otra computadora y se consigue además bloquear su impresión, protegiendo así el copyrights y el modelo de negocio de las editoriales.

“Hay que respetar los derechos de autor –afirmó Brechner–. Pero lo va a poder leer, comentar. Esto es todo parte de un sistema. Queremos que cada vez más se use la plataforma como método de trabajar en el aula y fuera del aula. Somos conscientes –y obviamente Primaria participa de ello– de que la manera de extender más rápidamente la cantidad de horas en que se educa o se aprende es teniendo acceso a internet y a los sistemas fuera de la escuela y en el hogar”.