El próximo viernes 12 de octubre, el Consejo de Educación Inicial y Primaria inaugura la Escuela de Tiempo Completo N° 24 “Joaquín Suárez” del barrio Bella Vista, departamento de Montevideo, tratándose concretamente de un edificio construido totalmente a nuevo, más la remodelación de una estructura ya existente, que se trataba justamente de la vivienda de Joaquín Suárez, en la que más de 280 alumnos desde Nivel Inicial a 6° año reciben una educación de calidad y calidez.

PRENSA PRIMARIA

Como se ha señalado en más de una oportunidad, hacer una escuela distinta, ampliar sus espacios, mejorarla para todos, tanto alumnos como maestros, implica ir transformando los privilegios en derechos, como por ejemplo es aprender inglés, tener una computadora, ir de campamento, hacer educación física o estudiar arte y recreación. Hacer una escuela distinta implica ir transformando lo excepcional en algo común para todos. En eso es lo que viene trabajando el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) en el marco de su constante política de transformación y creación, en diferentes departamentos del país, de escuelas y jardines.

Por esto, el próximo viernes 12 de octubre, el CEIP realizará la apertura e inauguración de un nuevo espacio enriquecedor para la educación pública, como lo es la Escuela de Tiempo Completo N° 24 “Joaquín Suárez” del barrio Bella Vista, departamento de Montevideo, tratándose de la inauguración concretamente de un edificio construido totalmente a nuevo, más la remodelación de una estructura ya existente, que se trataba justamente de la vivienda de Joaquín Suárez.

Según el informe del equipo de técnicos y arquitectos del Proyecto de Apoyo a la Escuela Pública Uruguaya (PAEPU), el proyecto se propuso diseñar la convivencia entre dos espacios muy diferentes: la arquitectura clásica de la preexistencia y la contemporánea del sector nuevo. Ambos articulados mediante un espacio-acceso que tiene en cuenta la accesibilidad universal a todas las áreas que conecta. Un recorrido que sirve a ambos sectores y remata en el patio principal creando espacial y visualmente una continuidad frente - fondo.

En el caso de la casona original, se realizó la reparación de paramentos, pisos, cielorrasos y restauración de aberturas y claraboyas, redistribuyéndose sus espacios interiores, trasladando la casa del casero hacia las aulas existentes en el fondo del terreno y dotándola programáticamente de administración, aulas preescolares, comedor y cocina con sus correspondientes servicios higiénicos y espacios de servicio.

En cuanto al sector nuevo, se retranqueó el límite de predio, planteando un espacio público intermedio de encuentro hacia la avenida Agraciada. A su vez, se realizó un área verde donde se mantuvieron los árboles existentes y se agregó vegetación. Se liberó la planta baja creando un patio techado para el recreo en días de lluvia. De este modo, se generó un recorrido visual y espacial que diluye los límites entre el espacio educativo y el entorno urbano.

Con esto la Escuela de Tiempo Completo N° 24 “Joaquín Suárez”, a la que asisten a diario alrededor de 280 alumnos desde Nivel Inicial a 6° año, queda con un espacio educativo conformado por dos aulas comunes en planta baja y cuatro en planta alta, más los servicios higiénicos correspondientes, tanto baños comunes como para alumnos que presenten  capacidades diferentes. En lo que tiene que ver con los espacios educativos exteriores de la Escuela de Tiempo Completo N° 24 de Bella Vista, se arregla y equipa la cancha polideportiva existente y se proponen áreas de juegos, esparcimiento y vegetación.

En suma, con la inauguración oficial de estas obras, el CEIP sigue con su política de ofrecer a cada uno de los alumnos de la escuela pública un desarrollo integral de su persona, teniendo como marco para eso un espacio y tiempo educativo de calidad y calidez.