Imprimir

Una vez más la empresa Unilever, a través de su marca Nevex, acompañó al Consejo de Educación Inicial y Primaria en el desarrollo del Programa Educativo de Verano, realizando en esta 29ª edición una propuesta lúdica y pedagógica para 13 escuelas públicas del departamento de Canelones, en las que alrededor de 1.000 alumnos aprendieron acerca de la vida y obra de Joaquín Torres García y realizaron, junto al equipo de talleristas del Museo Torres García, la creación de juguetes de madera, tal como lo hiciera el artista durante muchos años de trabajo.

PRENSA PRIMARIA

En el marco de la 29ª edición del Programa Educativo de Verano (PEV), una propuesta lúdica y pedagógica que el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) viene llevando adelante desde el pasado lunes 7 de enero y finaliza el próximo viernes 8 de febrero, la empresa Unilever, a través de su marca Nevex, volvió a asumir su compromiso con los niños y participó activamente de la actividad.

En esta ocasión, como lo viene haciendo desde hace 14 años ininterrumpidos, llevó adelante su propuesta 2019 con la financiación, para el total de escuelas del departamento de Canelones participantes del PEV,  de talleres de construcción de juguetes de madera, una iniciativa que debido al enorme éxito que tuvo en 2018 volvió a repetir ahora con el equipo de talleristas del Museo Torres García (MTG), quienes primero presentan a los niños la vida y obra de Joaquín Torres García, para luego invitarlos a observar y manipular réplicas de juguetes creados por el artista uruguayo.

La actividad busca potenciar el trabajo colectivo e individual de los alumnos, invitándolos o soltar su creatividad, así como también el desarrollo de su paciencia por el trabajo y la motricidad fina. El taller le propone a cada niño que diseñe su propio juguete de madera, el cual será transformable, compuesto por un grupo de cuatro o cinco 5 maderitas. El niño utilizará pintura para colorear las maderas que eligió y así poder dar vida a su diseño. Finalmente los niños podrán llevar sus creaciones a sus casas y otras piezas quedarán en la escuela para exhibición.

Sin duda esta iniciativa, como todas las que han venido realizándose durante el desarrollo del PEV 2019 –como por ejemplo un sinnúmero de propuestas vinculadas a actividades en playas, parques, piscinas, programas de deporte y recreación, talleres artísticos, de lectura, huertas y ajedrez, campamentos y actividades vinculadas a talleres de robótica, etcétera–, permite incorporar conocimientos y conocer nuestra cultura nacional.

Como señala Juan Pablo Guerrero, jefe de marketing en Unilever, el Programa Educativo de Verano es una instancia más que interesante para todo lo que significa el apoyo y unión del sector público con el privado, dado que permite el desarrollo de actividades enriquecedoras para todos los que participan de la misma, ya sean adultos o niños.

“Ver la experiencia que viven los niños al hacer sus propios juguetes, pintándolos, ensuciándose, manchándose con tanta creatividad y libertad, es algo que nos llena de orgullo, porque sabemos que son aprendizajes de vida que nunca olvidarán”, remarcó Guerrero.

Por su parte, el consejero del CEIP, Pablo Caggiani, remarcó que este taller de producción de juguetes, una actividad que se hace en el MTG durante todo el año y que es posible hacer en el PEV gracias a la financiación de Unilever, no sólo permite que los niños conozcan la obra de uno de los pintores más destacados de Uruguay, creador nada menos que del universalismo constructivo, uno de los principales movimientos artísticos del país, sino también que trabajen según una metodología muy rica e interesante que planteaba el artista.

“Tomar contacto con estos aprendizajes y otros es, de algún modo, lo que ha permitido seguir reformulando el Programa Educativo de Verano año tras año, que viene creciendo en el acercamiento y la circulación de propuestas lúdicas y educativas”, puntualizó Caggiani.

El consejero del CEIP agregó que no es casual que esta propuesta se de en el departamento de Canelones, “donde existe un particular laboratorio del Programa Educativo de Verano, dado que logran articularse de forma muy eficiente todos los mecanismos de políticas públicas nacionales, vinculados fundamentalmente a infancia, con todos los actores de gobierno territorial, como intendencia y municipios”.

Caggiani remarcó que la experiencia en el departamento de Canelones se está sistematizando, dado que la idea del CEIP es replicar este modelo de colaboración en otras intendencias del interior del país, para que cada Programa Educativo de Verano tenga propuestas cada vez más adecuadas y pertinentes a las necesidades de cada lugar y las escuelas no actúen solas, sino que estén acompañadas por las comunidades y los gobiernos de territorio.

“Un ejemplo de esta interacción en Canelones la tenemos en la Estación Atlántida, donde tanto la dirección de tránsito, como la de salud y la de deportes, entre otras, permiten que tengamos playas con accesibilidad para un importante número de gurises que todos los días que ha tenido este Programa Educativo de Verano hayan bajado en sus sillas de ruedas”, finalizó el consejero del CEIP.