En el marco del “Día del Jardín de Infantes”, que desde el año 2018, se celebra los días 10 de marzo, el Consejo de Educación Inicial y Primaria visitó el lunes 11 de marzo  el Jardín de Infantes N° 213 ”Enriqueta Compte y Riqué”.

La iniciativa de esta celebración parte de una decisión del plenario del “III Congreso de Educación”, realizado en diciembre de 2018, que solicitó a las autoridades correspondientes declarar el 10 de marzo como el ” Día del Jardín de Infantes”, teniendo en cuenta que en esa fecha, pero del año 1892, fue fundado el 1er.  Jardín de Infantes de  Montevideo, Uruguay, el primero en América Latina.

El Jardín de Infantes N° 213 “Enriqueta Compte y Riqué”, inaugurado el 10 de marzo de 1892 como Jardín de Infantes N°1, ubicado en Agraciada y Marmarajá, lleva el nombre de su fundadora. El edificio actual,  que funciona desde 1913 y fue ampliado en la década del 70 por el Arquitecto Eladio Dieste, se construyó a partir de croquis y diseño que la propia Enriqueta proyectó para los  espacios adecuados a la educación preescolar de la época.

Actualmente esta institución educativa funciona con la modalidad de Tiempo Completo y cuenta con 341 niños de entre 3 y 5 años.

En la planta alta del edificio, donde era la casa habitación de Enriqueta Compte y Riqué, funciona un Museo que exhibe una recreación de los espacios del Jardín, así como objetos personales y didácticos, utilizados en el mismo, que permiten visualizar la pedagogía utilizada por su creadora, fue parte del recorrido realizado por las autoridades del C.E.I.P. y de CODICEN.

Las acciones que la distinguida docente impulsó en pro de la Educación y la Atención de la Primera Infancia a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, resultaron precursoras, porque se concretaron en la creación del primer Jardín de Infantes, que reúne, conceptualmente  las políticas en la materia en el ámbito de la educación pública uruguaya, en sintonía con los ideales y el pensamiento de José Pedro Varela.

Es de destacar que hace varios años el CEIP viene impulsando la expansión de la Educación Inicial con la consolidación de la universalidad para niños de 4 y 5 años de edad, y la ampliación de la cobertura de 3 años, en el entendido que una temprana inserción de los niños en el sistema educativo promueve su desarrollo integral e impacta positivamente en la escolaridad posterior.