El Inventario del Desarrollo Infantil (INDI) es un programa de la Facultad de Psicología -junto a la ANEP-CEIP y el Ministerio de Salud- que busca detectar y prevenir dificultades en el desarrollo del niño entre los 3 y 5 años. A partir de su contacto diario con los pequeños, los maestros se convierten en los informantes clave para advertir sobre estas inequidades, prevenirlas y tratarlas a tiempo.

El INDI es un programa que evalúa la disposición del niño para la escolarización, con el fin de identificar y evaluar aspectos del desarrollo vinculados a los procesos educativos actuales y futuros. Para ello evalúa de forma multidimensional cuatro áreas: desarrollo cognitivo, desarrollo motor, desarrollo socioemocional y disposición para el aprendizaje.

“Los primeros años de vida son los pilares que van a definir luego las bases de la vida en general, y no sólo en la educación”, explicó Ignacio Rodríguez, integrante del equipo INDI de la Facultad de Psicología (Universidad de la República). La investigación surgió a partir de una demanda en el estudio específico de las habilidades que desarrolla el niño entre los 3 y 5 años, producto de su interacción en el contexto familiar y las diferentes experiencias ambientales y culturales como la escuela.

Las habilidades van desde las socioemocionales o las lógico matemáticas, hasta las que el niño ha aprendido por sí sólo cómo agarrar una tijera o prestar atención cuando se le lee un cuento. La evaluación de esas distintas habilidades contribuye a identificar y reducir la brecha de aprendizaje entre los niños, a favor de la equidad en los logros en el ciclo escolar.

“Justamente para trasladarnos esas habilidades que los niños plasman en el ámbito educativo es que recurrimos a las maestras, ellas son nuestros informantes calificadas. Desde su experiencia diaria detectan otras cosas que nosotros no podemos”, explicó Rodríguez. A partir del feedback y la colaboración con los docentes, este instrumento permite detectar con detalle los distintos niveles entre los niños -“los que están descendidos, los que están adecuados y los que están en fortaleza”-, y prevenir forma temprana esas necesidades (“los maestros pueden trabajar en aula como adecuarse a esos chiquilines y darle igualdad de oportunidades”).

La siguiente etapa para los investigadores consiste en realizar recomendaciones a los decisores educativos para que hagan una reasignación adecuada de los recursos económicos: si a partir de la observación surge que las dificultades motoras interfieren en el desarrollo de las habilidades de los niños en determinada escuela, “porque capaz tiene muchos niños con silla de ruedas, nuestra sugerencia será que hay que intervenir para que esa escuela en particular esté más adaptada a esos niños”, ejemplificó Rodríguez.

El proceso de creación y validación del INDI fue llevado adelante por el equipo de la Facultad de Psicología, articulando esfuerzos con el CEIP y otros actores calificados del ámbito público y privado como el Ministerio de Salud. Entre 2015 y 2017 más de 15.000 niños habían sido evaluados bajo este programa.

Las capacitaciones de marzo 2019

En este mes de marzo, el cronograma de capacitaciones en el uso de INDI (para algunos departamentos del interior del país) se está realizando en dos turnos: una en la mañana en el horario de 9 a 11 horas y otra por la tarde de 13.30 a 15.30 horas. Si bien estas capacitaciones están dirigidas principalmente a maestras que ya tienen algún conocimiento previo de INDI, se alienta a participar a aquellas que todavía no han aplicado el Inventario o son maestras de Nivel 3, pues esta instancia les servirá como un primer acercamiento al instrumento, informaron desde el programa.

La última de las capacitaciones de este mes en el interior del país será el próximo 29 de marzo en el Centro Cultural San José.