El Consejo de Educación Inicial y Primaria inauguró este 11 de abril la Escuela N° 11  “Víctor R. Lima” en el departamento de Salto. Desde el mes de marzo este centro educativo se ha arriesgado a la experiencia del tiempo completo y a la formación de “ciudadanos integrales”. Así es como la nueva obra y la reparación de la estructura han convertido a esta escuela del barrio Saladero en un espacio de convivencia para niños, docentes y la comunidad toda.

“Todos tenemos que luchar para seguir manteniendo este fuerte vínculo de la escuela con la comunidad: la escuela es del pueblo porque es la casa de los hijos del pueblo”, abrió el acto de inauguración el director de la escuela, Javier Sauto. 249 estudiantes, 12 docentes, 3 auxiliares, 630 metros cuadrados ampliados, 4 aulas ampliadas (más espacios comunes), 323 metros cuadrados reacondicionados y un monto total invertido de 39.197.475 pesos. Este año la escuela N° 11 “Víctor R. Lima” de la ciudad de Salto cumple 110 años y lo festeja renovando su edificio.

En la inauguración de este jueves 11 de abril se mostró a la comunidad la nueva obra y la adecuación de los espacios exteriores. “Ustedes niños, piensen que esta escuela bajo la modalidad de tiempo completo a partir de ahora se va a convertir en su segundo hogar”, dijo a su turno Sara Curbelo, ex directora y maestra de la escuela. Y la referente de la comunidad salteña agregó dirigiéndose a los alumnos: “tienen que disfrutarla y cuidarla, prepararse para ser mejores desde el respeto y la solidaridad. Dejar una escuela mejor para los que vendrán”.

“Cuánta gente ha soñado con esta modalidad de tiempo completo, de construir escuela y de hacer escuela dentro de uno de los principios que plantea el CEIP para este quinquenio: la participación”, resumió por su parte Oscar Pedrozo, inspector departamental de Salto. La escuela N° 11 fue de doble turno hasta el año pasado y a partir del primero de marzo de este año comenzó con un nuevo horario de 8 a 15:30 horas.

El inspector destacó también otro de valores de ese centro educativo: “en esta escuela el foco estuvo siempre en la propuesta pedagógica y no en otros aspectos, como puede ser el tema de la alimentación. Siempre tuvo una propuesta educativa pensada, diseñada desde su colectivo y definida por los docentes que atravesaron estas aulas”, resumió. Pedrozo agregó que luego de inaugurado el nuevo edificio, comienza la etapa más importante, “la de generar mejores aprendizajes para todos, con una propuesta educativa en la que los niños aprendan en clave de calidad, integralidad e inclusión educativa”.

A su turno, la directora del CEIP, Irupé Buzzetti, destacó el hecho de que el departamento de Salto cuente ya con 14 escuelas de tiempo completo y otros centros que van camino a transformarse a esta modalidad. “Hay cosas que la gente no ve, como que estos niños cuenten hoy con un profesor de inglés, otro de arte, talleres por la tarde, es decir, una educación de calidad que los propios docentes exigieron durante muchos años”, sostuvo la directora al tiempo que resaltó el sacrificio de maestros y del director de la escuela 11. “Está todo pronto, ahora hay que darle forma a la propuesta de tiempo completo. Vamos por más”, coincidió con los oradores anteriores.

Ciudadanos integrales

El intendente de Salto, Andrés Lima, también participó de la ceremonia y compartió la “enorme felicidad” por la inauguración de las obras en la escuela del barrio Saladero. “La escuela pública tiene un sentido especial y un prestigio como tienen muy pocas instituciones en el país: pasan las décadas, los gobiernos, los alumnos, los maestros, los inspectores, los consejeros pero ese prestigio no se pierde”, destacó el intendente.

El cierre del acto estuvo a cargo del presidente del CODICEN, Wilson Netto, quién proyectó sus palabras hacia la educación del 2030: “veo esta escuela y veo educación complementada en esta era moderna por el arte, la ciencia, la tecnología y un mejor uso del tiempo libre. El tiempo completo en este lugar está formando a ciudadanos integrales y esa es una gran oportunidad”, sobre todo para aquellas familias que históricamente no han logrado acceder a la educación terciaria debido a su situación socioeconómica, resumió Netto.

Cerca del final, el jerarca se refirió a las diversas “crìticas sobre la crisis y el deterioro en la educación”: “Me duelen por estos compañeros docentes que todos los días están abordando y resolviendo situaciones cotidianas. En el fondo están hablando mal de todos los que a diario construyen educación, sociedad y una mejor calidad de vida para todos”.