Imprimir

El Consejo de Educación Inicial y Primaria inauguró este miércoles 26 de junio una obra de accesibilidad en el Jardín de Infantes N° 273 de la Villa San Francisco de Las Piedras (Canelones). En el marco del “Programa de Apoyo a la Educación Pública: Nuestra Mejor inversión” de la ANEP, el jardín contará a partir de ahora con servicios higiénicos accesibles gracias al aporte de la empresa Cutcsa Seguros.

“A través de este programa lo que hacemos es convocar a los actores que están fuera del sistema educativo pero que están comprometidos con la sociedad para que nos apoyen, para que todos podamos salir adelante y todos podamos pertenecer. Y ni que hablar que la educación es el mejor camino para hacerlo”, sostuvo Martina Lejtreger, la directora de Relaciones Internacionales y Cooperación (DRIC) del CODICEN, durante la inauguración en el Jardín de Infantes N° 273.

El Programa de Apoyo a la Educación Pública de la ANEP –gestionado a través de la DRIC- está orientado a promover las donaciones especiales del sector privado a la educación pública uruguaya, garantizando transparencia, impacto y visibilidad mediante su ejecución por proyectos.

Entre las iniciativas, se recibió esta propuesta de donación especial de la empresa Cutcsa Seguros S.A., quien decidió apoyar con 820 mil pesos para mejorar las condiciones de accesibilidad edilicia de dos instituciones educativas del CEIP.

La DRIC coordinó con la Dirección Sectorial de Infraestructura (DSI) del CODICEN para localizar qué centros de los departamentos de Montevideo y Canelones –área de influencia de la empresa- demandaban intervenciones de accesibilidad, en función del monto de la donación. Las instituciones seleccionadas fueron la escuela N° 122 de Montevideo y el Jardín de Infantes N° 273 de la Villa San Francisco de Las Piedras. Este jardín contará a partir de ahora con servicios higiénicos accesibles gracias al aporte de la empresa.

En clave de inclusión

A su turno, Alejandro Veiras -representante de Cutcsa en el evento- agradeció la posibilidad de colaborar con la escuela pública bajo la modalidad de la responsabilidad empresarial: “hace 15 años que venimos trabajando con la escuela pública y ya llevamos 300 donaciones para distintas obras. Esta es la primera que se vincula a obras de accesibilidad y es emocionante ver acá a los niños y que van a hacer uso de ella”, resumió.

Irupé Buzzetti, directora general del CEIP, señaló que este tipo de obras en el jardín de infantes N° 273 se enmarcan entre las 10 claves de la educación del siglo XXI impulsadas por el CEIP: la educación inicial y la inclusión.

Al construir estos servicios higiénicos y demás obras con acceso para niños que tienen discapacidad, “se está pensando en una educación que es para todos y todas, en la que nadie puede quedar por fuera. Por suerte hay diferentes organismos que miran el futuro del país”, sostuvo la directora sobre la colaboración de los privados. Y concluyó: “es muy importante porque a veces la escuela sola no puede, entonces que estas empresas se pongan al servicio de la escuela pública uruguaya habla muy bien de nosotros como país”.