En la actualidad, el Departamento de Segundas Lenguas y Lenguas Extranjeras atiende a más de 100.000 alumnos en todo el país, gestionando diferentes lenguas como el inglés, portugués, francés, italiano, chino-mandarín y lengua de señas. Y otros 90.000 niños acceden a un segundo idioma a través del programa Ceibal en Inglés por videoconferencia. Entre tanto ejemplos, la escuela Nº 75 de Trinidad (Flores) tiene un largo camino recorrido en la enseñanza del italiano y el acercamiento a esa colectividad en su ciudad.

“Somos la única escuela del país que aborda la enseñanza del italiano de primero a sexto año”, destaca orgullosa Mónica Torres, la directora de la escuela Nº 47 de Trinidad (Flores). Actualmente este centro educativo incluye un fuerte proyecto de enseñanza del italiano como segunda lengua, cuyo plan piloto comenzó en el año 2000 y en el 2013 se amplió a todos los grupos (incluido el nivel Inicial 5). Los pequeños del Jardín que participaron de aquel piloto luego continuaron estudiando en la misma escuela, por lo que el proyecto de enseñanza continuó con ellos durante todo su ciclo escolar, subraya la directora. Y así sucedió con el resto de los estudiantes hasta que el italiano se volvió uno de los signos distintivos de la Nº 47.

La escuela cuenta hoy con 330 alumnos y una de sus principales características o “señales de identidad es que tiene dos idiomas: inglés por videoconferencia y la experiencia del italiano en formato presencial”, lo resumió la directora. “Otra de nuestras señas de identidad es que cuando se festeja cualquier evento que represente a la sociedad italiana acá en Flores, la escuela Nº47 siempre está presente”, destacó Torres y recordó como ejemplo La Fiesta de las Colectividades, un evento departamental en el que cada año participan con vestimentas características.

En noviembre del 2016, el CEIP -a través de su Departamento de Segundas Lenguas y Lenguas Extranjeras- y la Embajada de Italia en Uruguay, firmaron un acuerdo para seguir adelante con la difusión del idioma y la cultura italiana en más de 30 escuelas públicas de Montevideo y el interior del país. En el mismo sentido, en diciembre de 2018 se firmó un nuevo acuerdo entre la ANEP y las embajadas de Canadá, Francia, Suiza y Bélgica en nuestro país, para que otros 500 alumnos de 5° año de 11 escuelas pudieran aprender francés en 2019, en un proyecto piloto que buscará expandirse en 2020.

Hasta chino-mandarín

En la actualidad, el Departamento de Segundas Lenguas y Lenguas Extranjeras atiende una población estudiantil de más de 100.000 alumnos en todo el país, gestionando diferentes lenguas como el inglés, portugués, francés, italiano y lengua de señas. Entre sus proyecciones para 2020 está la inclusión además del chino-mandarín, experiencia que hoy está presente en tres escuelas públicas uruguayas. Por otra parte, alrededor de 90.000 escolares acceden a una segunda lengua a través del programa Ceibal en inglés que se desarrolla por videoconferencia.

Según lo define el CEIP en el documento “10 Claves Educativas en el siglo XXI”, tradicionalmente el aprendizaje de segundas lenguas estaba ligado a instituciones privadas a las que no todos accedían. Por ese motivo, la incorporación de idiomas para potenciar el mejoramiento curricular -en el marco de un enfoque integral del aprendizaje- tiene como objetivo fundamental democratizar el acceso de los alumnos a una educación de calidad, en la que la enseñanza de otra lengua contribuya a mejores resultados académicos.

El actual escenario de la educación plurilingüe exige nuevos modelos educativos en materia de lenguas extranjeras y es en ese sentido que ese departamento y su equipo técnico acompasa con propuestas pedagógicas reales, con instancias de capacitación a docentes en actividad, además de conferencias a cargo de expertos nacionales e internacionales, según lo explicó Lilián Etcheverry, coordinadora Departamento de Segundas Lenguas y Lenguas Extranjeras del CEIP.

De está forma, la enseñanza de segundas lenguas en las escuelas públicas no sólo es la adquisición del conocimiento de otro idioma, sino que es un enriquecimiento personal para cada alumno y el acercamiento a una cultura y visión del mundo diferente.