El próximo martes 27 de agosto se inaugura el nuevo Centro Educativo Asociado (CEA) N° 74 en la Barra del Chuy, a tan solo dos cuadras de la escuela de esa localidad. “Nunca perdemos el contacto con los estudiantes y al mismo tiempo ellos se sienten menos desarraigados cuando salen de la escuela porque continúan estudiando pero en un lugar que ya conocen”, explicó una de las maestras de esa comunidad educativa. Desde que funciona el CEA, ninguno de los alumnos ha desertado, festejan los docentes.

A tan solo dos cuadras de la escuela de tiempo completo Nº 74  de la Barra del Chuy, funciona desde el 2018 el nuevo Centro Educativo Asociado (CEA). “Desde que se creó el CEA ningún niño ha quedado fuera del sistema educativo, todos siguen estudiando a partir de que egresan de nuestra escuela”, cuenta orgullosa la maestra Nancy. Antes de que existiera el CEA, “los padres tenían temor de mandar a sus hijos al liceo, que quedaba a 14 kilómetros de distancia en la ciudad del Chuy”. Ahora “todos siguen la educación media y los padres se sienten más seguros. Fue fabuloso”, resume la docente.

La ANEP (a través del CEIP y el Consejo de Educación Técnico Profesional CETP-UTU), inauguran el próximo martes 27 de agosto a las 14:30 hs este nuevo espacio en el que se contempla la contigüidad territorial como facilitadora de la continuidad educativa. Es decir, cada CEA se ubica junto a una escuela, integrándose a ella a través del intercambio de recursos, potenciando las infraestructuras y permitiendo la generación de proyectos compartidos.
El CEA de la Barra del Chuy ya va por su segundo año de funcionamiento y a él asisten 45 adolescentes egresados de la escuela (que cuenta con 240 niños), confirmó el director de la Nº 74 Néstor Terra. “Fue una demanda de la comunidad y ha sido muy bien acogida por las familias”, explica el director. Lo más importante es que ahora los adolescentes evitan las demoras y los viajes en ómnibus hasta el Chuy, además de “los horarios complicados que a veces tiene el liceo”, sostuvo el director, lo que generaba “incertidumbre y temor en los padres”.
“El otro punto a destacar es que entre los adolescentes que han asistido al CEA durante estos dos años, no ha habido deserción: ninguno de ellos abandonó”, sostuvo Terra.

Proteger la trayectoria

Paola, la maestra de sexto año, coincidió que el nuevo CEA es “sumamente positivo para proteger las trayectorias educativas de los estudiantes”. Unos de los objetivos más importantes de estos centros es justamente facilitar y acompañar la continuidad del trayecto educativo de los alumnos y generar una efectiva sustentabilidad en el pasaje entre la escuela y el liceo mediante formatos que, acorde a las características de cada territorio, contemplen las demandas locales.
Sobre las características de la zona, la maestra Paola explicó que muchos estudiantes provienen de familias de un quintil medio o bajo: “familias muy humildes de la zona, pescadores o dedicados a la actividad comercial. También hay mucha falta de trabajo”.

El CEA “nos permite hacer un seguimiento con los niños y los profesores, por lo menos hasta tercer año de educación media, donde ya están un poco más maduros para viajar o continuar estudiando en otro lado”. El otro punto a destacar es que “nunca perdemos el contacto con ellos y siempre sabemos dónde están, al tiempo que ellos se sienten menos desarraigados, es decir, se van adaptando al nuevo proceso pero en un lugar que ya conocen”, resumió la maestra de sexto. Los estudiantes del CEA vuelven cada día al comedor de la escuela para instancias como el desayuno, el almuerzo o la merienda.

“Este nuevo CEA fue fundamental para cuidar la trayectoria educativa de estos chiquilines”, resumió la maestra de la escuela Nº74.

Por su parte Patricia Sarauz, la coordinadora del CEA de la Barra del Chuy coincide con los dos principales factores problemáticos de la zona: la falta de centros de educación media y la escasa locomoción. Para la docente, con el CEA los niños “no sufren tanto el pasaje de primaria a educación media”: “los padres nos cuentan que optaron por mandar a sus hijos al Centro porque de esa forma los niños seguían en un formato parecido al de la escuela y que allí se sentían contenidos”.

Este tipo de propuestas educativas sitúan a maestros y profesores como un sólo equipo capaz de promover nuevas culturas de trabajo apoyadas en el funcionamiento de los colectivos docentes, en la construcción de redes con otras instituciones educativas y la comunidad, así como en el diseño, desarrollo y evaluación de propuestas de enseñanza consensuados. 


“Inauguración Centro Educativo Asociado (CEA)”   
CEA N° 74 Barra del Chuy (Calle 17 mts s/n Barra del Chuy), Rocha.
Martes 27 de agosto de 2019
14:30 hs