Esta semana Maltería Oriental Sociedad Anónima (MOSA) y ANEP firmaron un convenio para relocalizar la Escuela N° 224 de Pueblo Abayubá. Incluye la donación de un terreno por parte de la empresa y dinero para su construcción. La escuela que hoy está ubicada en el mismo predio de la Maltería se trasladará a otro terreno debido a la expansión de esta empresa, actualmente la principal industria de malta y cebada del Uruguay

Este miércoles 5 de diciembre la ANEP firmó un convenio con Maltería Oriental Sociedad Anónima, en el que se establece que la empresa donará un predio cercano y dinero para financiar parte de la construcción del nuevo edificio de la Escuela Nº 224 “José Roger Balet” de Pueblo Abayubá.

El predio en el que actualmente se encuentra la Escuela Nº 224 donde funciona la planta industrial de Maltería Oriental, fue cedido por la empresa en 1969. El nuevo inmueble, de una hectárea de extensión, está cercano a la actual ubicación de la escuela y tiene 60 metros de frente a Camino Paso de Sauce.

MOSA es actualmente la principal industria dedicada a producir y comercializar cebada y malta en nuestro país. El crecimiento de la planta dio lugar a observaciones por parte de la DINAMA y los Servicios de Salud del CODICEN, quienes señalaron indicios de contaminación en el predio y sugirieron la relocalización la escuela.

Este miércoles, durante la firma del convenio el consejero del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Héctor Florit, destacó el esfuerzo “para compatibilizar dos cosas muy buenas para el país: el aumento de la producción y el cuidado y desarrollo educativo en cada uno de los barrios”. El consejero resaltó además la “sensibilidad de la empresa, el acompañamiento de la Dirección Nacional de Medio Ambiente, y el interés de las autoridades educativas y la comunidad de la Escuela Nº 224 de preservar para el pueblo de Abayubá la mejor escuela pública”.
Por su parte, el presidente del Consejo Directivo Central, Wilson Netto, informó que el Proyecto de Apoyo a la Escuela Pública Uruguaya será el responsable de la edificación, a través de su equipo de arquitectos y proyectistas.

Crecimiento y contribución 

Roberto Urroz, director financiero de Maltería Oriental, destacó el involucramiento de la empresa con el barrio y con la escuela. “Acompañando el crecimiento que esta industria manufacturera, de importancia agrícola exportadora para el Uruguay, ha tenido en los últimos años, es que realizamos esta colaboración. Nos sentimos muy orgullosos de esta participación”. Por su parte, Martín Uhlig, director de planta, hizo énfasis en el relacionamiento directo con la escuela y los vecinos “desde siempre”.

“Malterías ya tuvo en 2013 y 2016 una ampliación en la producción muy importante, que tiene un impacto mayor en el área agrícola. En diciembre empiezan las obras para una segunda ampliación. La empresa que en el año 2011 tenía una capacidad instalada de 60.000 toneladas de producción de cebada malteada, en el 2016 pasó a 140.000 toneladas. Ahora incorporaremos una nueva torre de 80.000 llegando a 220.000 toneladas de capacidad industrial de malta”, indicó.

Esta industria que originalmente sembraba 30.000 hectáreas de cebada uruguaya ya ascendió a 65.000, y con la nueva ampliación ascenderá a 100.000.

Fuente: ANEP