Este jueves 23 de enero la Escuela N°52 "Elena Marroche de Mussio" de Piriápolis recibió al chef Nilson Viazzo para preparar una gran paella, todo en el marco de los programas Programa Educativo de Verano y Pelota al Medio a la Esperanza. Llegaron como invitadas especiales al almuerzo las escuelas N°249 y N°267 de Malvín Norte (Montevideo)

Esta semana visitamos la Escuela N°52 "Elena Marroche de Mussio" de Piriápolis, donde el chef Nilson Viazzo cocinó dos enormes paellas para los niños y niñas, todo en el marco de los programas Programa Educativo de Verano (PEV) y Pelota al Medio a la Esperanza del Ministerio del Interior.

“Esta es una propuesta que reúne a una escuela que ya participa del verano educativo -la escuela N° 52- con otras escuelas que forman parte de “Sol y Convivencia”, una propuesta estival que forma parte del programa Pelota al Medio”, explicó el consejero del CEIP, Pablo Caggiani. En ese marco, al almuerzo en la escuela N° 52 de Piriápolis llegaron como invitadas las escuelas N°249 y N°267 de Malvín Norte, Montevideo.

Durante el año Pelota al Medio trabajó con 40 escuelas en Montevideo, unos 4500 niños y niñas de cuarto, quinto y sexto que participan de actividades -escuelas deportivas, talleres de cocina, uso del espacio público-, que “tienen que ver con ésto de construir convivencia dentro de la escuela y en espacios públicos como las plazas y diferentes lugares de la ciudad, dentro y fuera del horario escolar”, explicó Caggiani.

El programa “Sol y Convivencia” del Ministerio del Interior es una iniciativa que se desarrolla precisamente en el verano con aquellas escuelas que trabajaron durante todo el año con Pelota al Medio (en propuestas deportivas, talleres de cocina, uso del espacio público) y lo que posibilita es “que en las escuelas que no tienen más cupos para el PEV, igual los niños tengan una propuesta” estival, que consiste en dos actividades a la semana más un paseo.

Más y mejor convivencia

Pelota al Medio a la Esperanza es un programa promovido por el Ministerio del Interior (MI) - coordinado con el Consejo de Educación Inicial y Primaria y Consejo de Educación Secundaria- que trabaja en la construcción de convivencia, utilizando el deporte como herramienta convocante para niños y adolescentes, enfocando los recursos en el desarrollo de actividades que apuntan primordialmente a promover conductas que colaboren con mejorar la convivencia.

Se busca que “la política pública trabaje la convivencia dentro y fuera de la escuela, que en el barrio haya propuestas para los gurises donde estén cuidados”, que aprendan a usar el espacio público porque es parte de la construcción de ciudadanía, resumió Caggiani.