Con motivo del retorno a las clases presenciales, el CEIP realizó una recorrida por varios centros educativos de Montevideo Oeste junto a la directora general Graciela Fabeyro. La visita comenzó en la escuela especial N°211 del Cerro, continuó por la escuela APRENDER N°9 y el Jardín de Infantes N°388, frente a la Plaza Lafone del barrio La Teja.

“Nos parece muy interesante tomar contacto con esta realidad y con el territorio, con docentes jóvenes pero que también tienen la orientación de maestros experientes, de las directoras, de la secretarias...”, sostuvo Fabeyro luego del arribo a las escuelas este martes 16 de junio. En la escuela N°9 “Dr. Aureliano Rodríguez Larreta” “nos encontramos aulas con 10 o 12 niños en primaria. Acá en el Jardín N°388 además hay menos porque es un centro nuevo, todavía no está definido el vínculo con las familias y recién está en tránsito de instalarse en la comunidad”, resumió Fabeyro sobre el flamante local construido desde cero bajo la modalidad de Participación Público Privada (PPP). El edificio forma parte de un ambicioso plan de obras impulsado por la ANEP y que prevé 51 nuevos jardines para el próximo bienio.

En unos de los salones de la escuela de La Teja, un grupo de docentes se encontraba planificando las tareas que a partir de ahora combinarán el trabajo a distancia y las clases presenciales: “encontramos un grupo grande de maestros que estaban en el lugar donde habitualmente vemos a los que están aprendiendo, trabajando con sus laptops colaborativamente, encontrando las fortalezas y las debilidades que tienen para sacar adelante la tarea”, explicó la directora general. Y agregó: “siempre digo que la escuela pública conmueve, también conmueve ver a ese equipo de docentes en el lugar de aprendices, trabajando desde la solidaridad interprofesional” entre la escuela y el jardín del predio lindero. “Ésto realmente es una comunidad de aprendizaje, y no sólo del campo escolar sino de vida. Es una solidaridad que fluye, esta comunicación interinstitucional realmente fortalece, anima y nos hace pensar que vale la pena estar en esta gestión”, opinó la directora general durante la recorrida. Agregó que se percibe que “hay una muy buena disposición y se está trabajando con placer, es decir, uno de los elementos básicos para poder vivir saludablemente”.

Estrategia y pura creatividad

“La vuelta a clases viene siendo satisfactoria”, sostuvo Fabeyro luego de las recorridas de las autoridades de la ANEP por varios centros educativos de Montevideo. Este lunes 15 de junio se retomaron las clases presenciales en 850 escuelas, lo que involucra a 240.000 alumnos, 16.000 docentes y 3.000 funcionarios no docentes. Se exceptúan los centros educativos de la ciudad de Rivera, atendiendo a la medida resuelta por el Poder Ejecutivo con el Sistema Nacional de Emergencia (SINAE) el 25 de mayo de 2020.

En esta segunda etapa de retorno a las clases presenciales volvieron a las aulas los niños y niñas de Educación Inicial de todo el país (comenzaron los grupos de 5 años, luego lo harán gradualmente los grupos de 4 y 3 años). En el área de Educación Especial retomaron las clases las escuelas del Área Metropolitana, mientras que en Educación Común lo hicieron las escuelas urbanas comunes, de Práctica y Tiempo Extendido del interior del país. También se sumaron las Escuelas APRENDER y de Tiempo Completo de Montevideo y Área Metropolitana.

“Tenemos la confianza de las familias y de las comunidades. Probablemente todavía haya padres y familiares que están esperando y observando a ver qué pasa; estamos siendo mirados como institución. Lentamente vamos a ir recuperando a todo ese alumnado que por ahora no ha venido, pero hasta el momento hemos visto aulas con más del 60 o 70 por ciento de asistencia”, sostuvo Fabeyro luego de la recorrida.

“Esta escuela tiene estrategias pensadas”, volvió Fabeyro sobre la experiencia de la Escuela N°9: “tiene espacios suficientes, ventanas y todos los elementos. En la planta baja se está trabajando con los alumnos de la mañana, hay otros convocados para la tarde que van a trabajar en la planta alta, simplemente para mantener el espacio que se pide ventilado, aseado y en buenas condiciones”.

“Esto es pura creatividad impulsada en el día a día, estrategias que estaban muchas de ellas instaladas y que ahora se hacen visibles, se legitiman y se valoran como muy positivas”, concluyó Fabeyro.

Escuela N° 9

Escuela Especial N° 211

Jardín de Infantes N° 388