No se trata de un hecho aislado ni mucho menos de un acto exclusivamente administrativo. La toma de posesión de los primeros inspectores interinos de Educación Física, grado 1 del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), es un paso muy importante en un camino en el que todavía hay que seguir andando, ya que se trata de ir hacia la universalización de la Educación Física en todas las escuelas públicas del país, un recorrido iniciado hace varios años y que actualmente cuenta con diversos mojones ya alcanzados.

En este sentido, basta recordar que una de las primeras metas que se propuso el CEIP fue la construcción de una estructura específica –con contenidos determinados y especializados en la disciplina– que se denominó Área de Educación Física y Deporte. Desde allí y de manera favorable viene desarrollándose el cómo hacer, el cómo construir y el cómo crear un área que pueda ofrecer una respuesta clara al compromiso asumido en la Orientaciones Políticas Educativas del CEIP para el quinquenio 2010-2014.

Dicho de otro modo, luego de que se declarara obligatoria la enseñanza de Educación Física en las escuelas públicas del país (iniciativa impulsada en noviembre de 2007 por el entonces presidente de la República Tabaré Vázquez a través de la Ley N° 18.213), hubo una resignificación de la disciplina dentro del CEIP, considerándosela como un área de conocimiento más, por ende, era necesario la incorporación de docentes de Educación Física al colectivo de maestros y a los centros educativos en su  conjunto, la realización de concursos de ingresos en carácter efectivo para profesores, el respaldo técnico frente a representaciones gremiales y el diseño de roles, cometidos y perfiles del nuevo director coordinador de Educación Física, entre otras muchas cosas.

Por esta clara señal de institucionalización que el CEIP ha asumido en este tema es que decimos que no es un hecho aislado ni sólo administrativo la toma de posesión de los primeros inspectores interinos de Educación Física, grado 1 del CEIP, sino que es un largo proceso de diseñar metas y trabajar para sus logros.

Algunos de estos hitos ya son parte de las hojas de historia de la universalización de la Educación Física en todas las escuelas públicas del país, por eso aprovechamos el acto de hoy para mostrar un presente en el que más de 306.500 niños, a través de 1028 profesores en 1097 escuelas, cuentan con Educación Física en su año lectivo (datos 2013).

Durante el acto de toma de posesión de los primeros inspectores interinos de Educación Física, grado 1 del CEIP, estuvieron presentes en la mesa central, el subsecretario del Ministerio de Educación y Cultura, Óscar Gómez, el director general del CEIP, Héctor Florit, la consejera del organismo, Mirta Frondoy, la inspectora técnica, Cristina González, el inspector general Eduardo Barale y la asesora en Educación Física del CEIP, Marta Machado.

Machado señaló el hecho como una instancia que marca un momento histórico para el CEIP, porque no sólo cumple con el compromiso asumido para el quinquenio 2010-2014 sino porque se ha ido avanzado a pasos agigantados en la institucionalización del área de Educación Física en el organismo.

Barale, por su parte, remarcó que con este acto de algún modo se estaba culminando con la pirámide necesaria para dicha institucionalización, dado que estos seis inspectores interinos que asumen su cargo trabajarán en las cuatro regiones en las que se dividen las Inspecciones Generales, teniendo bajo su responsabilidad la evaluación de los aprendizajes de los alumnos, el cumplimiento del programa, la evaluación de los docentes, la resolución de los conflictos, la optimización de los recursos, pero por sobre todo, el trabajo en el territorio.

Florit, en cambio, en sus palabras puso énfasis en las trasformaciones profundas que viene desarrollando el CEIP en diversas áreas, en el sentido de los nuevos perfiles profesionales que se incorporan al trabajo cotidiano de los maestros, transformaciones que apuntan a una educación de calidad, como por ejemplo en Segundas Lenguas, Ceibal, conocimiento artístico y claro está, Educación Física.

Finalmente, el subsecretario del Ministerio de Educación y Cultura remarcó que este paso que se está dando forma parte de una política educativa general que busca defender el derecho de los niños a una formación adecuada, y en este sentido, el rol del supervisor y del inspector es fundamental para asegurar la mejor calidad de esa formación adecuada.

Gómez cerró su diálogo señalando que “cada logro que tiene la educación pública es un logro que sentimos como ciudadanos”.

Los seis inspectores interinos que hicieron toma de posesión de sus cargos son Alicia Romero, cuya sede de trabajo será Paysandú, Nancy Barrios en Montevideo Este, Pablo Recciutti en Canelones Oeste, Washington Cabillón en Tacuarembó, Fátima Rodríguez en Rocha y Alejandra Wolcan en Colonia.