Poder acceder al conocimiento de una segunda lengua –que en el caso del inglés es de comunicación global– es algo que significa muchísimo para cualquier persona, pero todavía más para aquellos niños que, entre los 6 y 12 años de edad, van adquiriendo todos los aprendizajes necesarios para desenvolverse en el futuro, ya que el conocimiento de diversas disciplinas más el de una segunda lengua les permitirá no sólo una nueva forma para comunicarse con los demás, sino también mayores libertades y mayores conocimientos.

En este sentido, que alrededor de 400 alumnos egresados de 6° año de diversas escuelas públicas del país hayan podido acceder –por primera vez en la historia– a certificados de exámenes de la Universidad de Cambridge, es algo más que algo significativo: es un logro que indica que se está yendo por el camino correcto, pero además, un reconocimiento que se merecen tanto alumnos como docentes, porque se logró transformar lo que en algún momento fue el privilegio de pocos en un derecho de todos.

En Uruguay, hasta el momento en que la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) firmó un acuerdo con la Universidad de Cambridge para realizar exámenes internacionales de inglés para estudiantes de Primaria y Secundaria, así como también a profesores, sólo estaban reconocidos por Cambridge para certificar sus exámenes los centros privados.

Por esto, lo que sucederá el próximo miércoles 9 de abril el Salón de Actos del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), será una instancia de celebración, ya que allí se entregarán los primeros certificados de exámenes de la Universidad de Cambridge a egresados de 6° año.

Vale recordar que en diciembre de 2013 se presentaron, voluntariamente, 400 alumnos de 6° año de 17 centros educativos, quienes tomaron los exámenes YLE –especialmente diseñados para niños de hasta 12 años, con un enfoque comunicativo–, es decir, pruebas diseñadas para iniciarse en el aprendizaje de inglés y estructuradas en diversos ítems como la lectura, la escritura, la comprensión auditiva y lo oral.