La Escuela Especial N° 198 “España”, que trabaja con más de 100 alumnos con discapacidades intelectuales y que cuenta en el barrio de Pando con un largo prestigio y arraigo en la comunidad, logró viabilizar dos legados que, en 2007 y 2012, recibió de parte de particulares.

El destino de estos legados será para obras de ampliación y mejoramiento del actual local escolar, así como también para la adquisición de material didáctico. De hecho, uno de los legados –de U$S 187.276–, es de 2008, y proviene de la sucesión de María Nélida Rosa Maschio Sardi, quien dispuso que dicho legado fuera “invertido en obras, materiales varios, mejoras de local, o cualquier beneficio en general, en favor de la Escuela de Discapacitados de la ciudad de Pando”.

Al mismo tiempo, junto a otro legado que recibió la Escuela Especial N° 198 hace dos años –que se trata de una finca ubicada al sur de la Ruta 8 con un fondo muy amplio–, se prevé la construcción de aulas nuevas, servicios higiénicos y espacios de circulación que permitirán ofrecer una mejor educación para los niños.

Durante la firma de entrega del legado estuvieron presentes, el director general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Héctor Florit, el albacea de la sucesión de Maschio Sardi, Juan Carlos Bruschini, la escribana pública Marcela Langenhin Vaucher, además de la inspectora nacional de Educación Especial, Carmen Castellano, y demás autoridades de la educación.