El ministro de Educación y Cultura quiere expresar su más honda preocupación por la resolución de la Mesa Representativa de la Asociación de Maestros del Uruguay de Montevideo (ADEMU) del pasado 21 de junio de desafiliar a los maestros integrantes del Consejo de Educación Inicial y Primaria, Héctor Florit, Mirta Frondoy e Irupé Buzzetti –consejera electa por todos los maestros del país-,  y a los maestros Óscar Gómez, subsecretario de Educación y Cultura y Luis Garibaldi, director de Educación de este Ministerio.

Este ministro quiere declarar públicamente su respaldo a estos maestros y su compromiso personal para continuar fortaleciendo la educación pública que ha logrado el mejor presupuesto de los últimos años, el aumento real de los salarios docentes y no docentes a niveles históricos, ha generado ámbitos de negociación colectiva, ha incrementado sus posibilidades de formación, se encamina a otorgarle el carácter universitario a sus títulos, ha mejorado sus condiciones laborales, reduciendo el número de alumnos por clase, ha generado nuevas figuras docentes de apoyo como los maestros comunitarios, les ha otorgado el acceso a la salud, el acceso a las tecnologías, entre tantas mejoras (…) Sabemos que aún falta camino por recorrer para otorgarle al cuerpo docente nacional el reconocimiento público que se merece, por ello reafirmamos, como lo hemos expresado en otras oportunidades con palabras y acciones que nuestra apuesta seguirá siendo el camino del diálogo democrático, asumiendo los conflictos y reconociendo las diferencias y matices que conviven dentro de nuestra sociedad.

Nuestro compromiso es y seguirá siendo con una educación pública, de calidad para todos y todas, en todo el país.

Ricardo Ehrlich

Ministro de Educación y Cultura.