La sede del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente sirvió de escenario para la presentación del libro “Educar para la conservación, pensando en las maestras”, un trabajo que busca reforzar temas importantes como la educación ambiental y el uso sustentable de la naturaleza en espacios de aprendizaje como educación inicial y primaria.

Acceder a la publicación

El libro “Educar para la conservación, pensando en las maestras” es, según remarcó Héctor Florit, “una demostración de un cambio cultural que está viviendo nuestro país”, porque para el director general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), “el Uruguay dejó de ser aquella pradera donde los recursos naturales eran ilimitados y la conciencia sobre la responsabilidad que teníamos sobre ellos era casi un pensamiento exótico y ajeno a la media de los uruguayos. Un ejemplo de esto es lo que hoy estamos viendo con la situación del Santa Lucía”.

Afortunadamente, agregó el director general del CEIP, “los uruguayos empezamos a tener afortunadamente conciencia de cuánto impactan los temas medioambientales”.

Durante la presentación de este nuevo material didáctico, realizado en conjunto por técnicos del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), maestros de todo el país, docentes del Plan Ceibal, docentes de la Facultad de Ciencias Sociales y especialistas en medio ambiente, Florit remarcó además que “esto es una oportunidad para la educación y también una enorme responsabilidad para los maestros y maestras que participamos orgullosamente de esta iniciativa del ministerio y de diversas entidades nacionales e internacionales con recursos humanos muy calificados”.

Para cerrar, el director general de CEIP señaló que con “Educar para la conservación, pensando en las maestras” tenemos “un material entre manos que va a permitir que los maestros trabajen estos temas, que son nuevos, con mejores posibilidades”, agregando que, tal como lo señala Nancy Salvá en la página 64, “la educación ambiental para una sociedad sustentable se sitúa como perspectiva ética, se vincula con la formación del ciudadano crítico, participativo, como sujeto político que sabe valorar cuestiones de la naturaleza, el uso que el hombre hace de sus bienes, las relaciones entre los hombres y sus culturas”.

La presentación, realizada en la sede del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), contó también con la participación del ministro Francisco Beltrame y del subsecretario del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), Óscar Gómez, quien sostuvo que “las raíces de esta tarea de cooperación son bastante profundas y es necesario recordar el trabajo anónimo de las maestras que desde 2007 y 2008 hicieron reflexiones en sus escuelas, aportando para el nuevo programa escolar de primaria. Ese trabajo cooperativo, asociado, también permitió que compañeros de Secundaria y de la Universidad de la República estuvieran aportando en la comisión que produjo ese nuevo programa escolar”.

Por su parte, Beltrame señaló que este libro viene a cambiar el punto de inflexión, ya que resuelve los temas de hoy pero pensando en el mañana.

“Esta iniciativa desarrollada tiene que ver con la toma de un estado de situación como país y una proyección hacia el futuro. ¿Qué mejor apuesta se puede hacer que generar estos elementos destinados a niños y jóvenes?”, remarcó el jerarca, agregando que esta publicación demuestra que el cuidado ambiental no es un problema sectorial, sino que es un problema del conjunto social, que es un problema de todos los ciudadanos de este país..